Inicio / Investigación / Igualdad de Género / Eficiencia Económica y Sostenibilidad Demográfica

Eficiencia Económica y Sostenibilidad Demográfica

La desigualdad de género es supone un despilfarro de las capacidades productivas de las mujeres y del potencial cuidador de los hombres. En las sociedades en las que prima el tipo de familia ‘sustentador masculino/esposa dependiente’, los hombres se mantienen alejados de las tareas de cuidado, mientras que las mujeres sacrifican su inserción en el empleo de calidad para cuidar durante ciertos periodos. Hay muchos factores que hacen este modo de organización social ineficiente además de injusto: el aumento de la esperanza de vida, la disminución del tamaño familiar, el alto grado de formación de las mujeres y la industrialización (con la consiguiente disminución del peso de la producción en el ámbito familiar).

Además de ineficiente, la desigualdad de género es insostenible por dos razones: en primer lugar porque es responsable principal del desequilibrio demográfico: las altísimas tasas de fecundidad en los países subdesarrollados, por un lado, y las bajísimas tasas de fecundidad a las que se llega inevitablemente cuando el desarrollo económico se produce sin igualdad de género. En segundo lugar, existen indicios de que la huella ecológica no es independiente de los valores que sustentan los roles de género.

Documentación

2011

2010

2009

2007

INVESTIGACIÓN

Accesibilidad
Verificación de documentos electrónicos
Aviso Legal
Ayúdanos a mejorar